Tanto si eres un trader experto como si estás empezando, esta estrategia te va a abrir una puerta tras la que vas a encontrar decenas de nuevos escenarios en los que rentabilizar tu inversión con un mínimo del 10%.

Y es que con Betpractice el trading se hace tan sencillo que a veces no somos conscientes de la potente herramienta con la que estamos trabajando.

En esta ocasión vamos a explicar una estrategia que hemos desarrollado tras observar que, en un partido que se presupone igualado al ver las cuotas pre-partido y el desarrollo del juego en directo, los equipos visitantes no suelen conseguir un gol entre el minuto 70 y 80 si el partido va empate. La estrategia partió de la observación, pero gracias a OddsCompiler esto puede ser comprobado en solo un par de clicks.

Como se puede observar en las imágenes, las posibilidades de que el visitante se adelante entre el minuto 70 y 80 cuando en el minuto 70 el partido iba 0-0 son bastante bajas, por debajo del 10%. Si a esto le restamos los equipos que juegan de visitante y que son muy favoritos (que son los que se pueden adelantar en ese periodo yendo empate) la probabilidad media de que el visitante se adelante es menor, y la nuestra de ganar mucho mayor. Los ejemplos anteriores son solo tres muestras de tres ligas diferentes, incluyendo todos los equipos de las mismas.

Como se ve en las imágenes, la cuota del visitante sube bastante entre el minuto 70 y el 80, lo suficiente como para poder salirnos del trade en el minuto 80 con, mínimo, el 10% de la inversión inicial. Además contamos con la posibilidad de que el local marque un gol y nos saldríamos con unos beneficios mucho más altos.

Supongo que estaréis pensando “Bueno, también puede ser que marque el equipo visitante”. Y sí, es cierto, a pesar de la baja probabilidad estadística no podemos nunca descartar que se produzca un evento que nos perjudique en nuestro trading. Sobre cómo reaccionar a esto no hay una regla escrita, y dependerá de la situación del partido en sí y de las circunstancias que lo rodean. Si el local está dominando pero es el visitante el que marca el gol, podríamos esperar a que el local reaccione y marque un gol, lo que nos devolvería a una posición beneficiosa para realizar cash out. Por otro lado puede ser posible que tras nuestra entrada el visitante empiece a dominar y la opción más conveniente sería realizar un stoploss.

En cuanto a cuotas de entrada se refiere, yo no  recomendaría entrar a una cuota más alta de @5. Ya que eso implica dos cosas, primero que el local es bastante más favorito que el visitante y además es riesgo es bastante algo.

Por tanto, recomiendo hacer entradas en las que la probabilidad del partido en concreto que analizamos y la probabilidad en general de los equipos visitantes en la liga sea similar, o en el mejor de los casos, que la probabilidad de gol visitante en el partido concreto sea menor que teniendo en cuenta los datos de la liga en general.

Y por último, recomendamos siempre y sin excepción entrar en el minuto 70 y salir en el 80 si no ha habido gol o si hubo gol del equipo local (lo que nos haría salir con bastantes beneficios), independientemente del beneficio que estemos obteniendo, ya que el cálculo que hicimos es entre esos minutos y salirnos de ahí sería jugar con fuego.

Coméntanos qué piensas de esta estrategia y si piensas usarla.


También te podría interesar:

Utilizamos cookies Para más info lea nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: