fbpx

Esta es, sin duda, una de las grandes preguntas que todo el mundo se hace a la hora de comenzar en las apuestas deportivas. En este artículo, por fin, te sacamos de dudas.

Cuando damos los primeros pasos apostando y no tenemos ni plataformas como Betpractice, ni nada por el estilo, siempre nos preguntamos si es mejor apostar a cuotas altas como la de los empates, a cuotas bajas como las del más de 1,5 goles o, por ejemplo, a cuotas cercanas al par, que es lo más habitual.

Es muy común llegar a la conclusión de que cuanto mayor sea la cuota a la que apuestas, mayor va a ser tu beneficio… pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que no hay una respuesta válida, o mejor dicho, todas las respuestas son válidas. Es posible ganar apostando a cualquier cuota. Pero para ello, necesitas tener muy claro dos conceptos: la cuota media y el porcentaje de acierto.

¿ A que cuotas se debe apostar ?

La cuota media

Su propio nombre es bastante descriptivo ya que la cuota media no es más que la media de las cuotas de tus apuestas. Si haces una apuesta a cuota 1,50 y otra a cuota 2, tu cuota media hasta ese momento es 1,75. A la larga, tu cuota media resultará representará bastante bien tu forma de apostar.

Porcentaje de acierto

¿Sabrías decir cuántas apuestas has acertado de tus últimas 100? Si la respuesta es sí, perfecto. Si la respuesta es no, es algo que debes cambiar. El porcentaje de acierto es el resultado de la división entre el número de apuestas que has acertado entre el total que has realizado.

Por ejemplo, si has hecho 100 apuestas y has acertado 56, tu porcentaje de acierto es 56% (56/100). Ambos conceptos son muy sencillos, ¿verdad?

Cuando tenemos ambos calculados, ya podemos definir si somos rentables o no y sobre todo, qué necesitamos para serlos si aun no lo hemos conseguido. Para ello basta con dividir 100 entre tu cuota media. Eso nos dará un porcentaje al que llamaremos umbral mínimo.

Si nuestra cuota media después de 100 apuestas es 1,80, pues 100/1,80=55,55%. Ese 55,55% es tu umbral mínimo. Si tu porcentaje de acierto es superior a tu umbral mínimo, a la larga vas a conseguir ganar dinero apostando. Por el contrario, si tu porcentaje de acierto actual es inferior a tu umbral mínimo, eres un apostador perdedor hasta la fecha.

Por supuesto, estos cálculos se basan en la presunción de que apostamos a stake plano (siempre la misma cantidad). De no ser así deberíamos calcular la cuota media ponderada para poder hacer los cálculos, pero eso es algo que dejaremos para un próximo artículo ya que requiere de una explicación algo más extensa.

Resumiendo, si tu cuota media es de 1,25 (cuota baja), tu umbral mínimo sería 80%. Si aciertas un 82% de tus apuestas así, eres ganador, aunque la cuota media sea baja. Si, por el contrario, tienes una cuota media de 2 (umbral mínimo del 50%) y aciertas solo el 47%, hay algo que debes mejorar.

Cuotas rentables para apuestas

Esperamos haberte aclarado las ideas y sobre todo haberte abierto los ojos frente aquellos que dicen que solo hay una sola forma o un solo tipo de cuotas con las que ganar.

También te podría interesar:
5/5 (1 Review)

Utilizamos cookies Para más info lea nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: